HISTORIA DE NUESTRA COMPAñíA

Cruce Andino nace como una buena forma de unir dos países vecinos atravesando la columna vertebral de América del Sur, para transformarse en lo que es hoy: Una verdadera aventura ecológica que no puedes dejar de conocer.

La ruta de los Lagos Andinos

Para fines del 1800, la empresa Chile-Argentina fundada por Carlos Wiederhold, abrió la ruta de los Lagos Andinos cruzando la cordillera desde Puerto Varas-Chile hasta la ciudad de San Carlos de Bariloche-Argentina. Esta ruta, que cruzaba los lagos Llanquihue, Todos los Santos, Frías y Nahuel Huapi era utilizada para trasladar la lana de oveja, que se producía en la Patagonia hacia Puerto Montt-Chile y luego era embarcada hacia Europa, pasando por el Estrecho de Magallanes.

Con la construcción del Canal de Panamá y luego la primera guerra mundial la empresa Chile-Argentina quiebra y la compra un visionario pionero suizo, don Ricardo Roth, quien transforma la empresa de transporte en empresa de turismo. Debido a la guerra la lana ya no era negocio, nadie compraba, porque Europa estaba en guerra y Estados Unidos en recesión.

Ricardo Roth y Perito Moreno

Roth llegó a Peulla y conoció a Perito Moreno (Francisco Moreno), con quien soñó proteger el paisaje, la flora y la fauna. Trabajaron en la comisión de límites ya que Perito Moreno requería alguien que le organizara la logística y Roth lo hizo tan bien que se ganó el apodo de "El zorro", por su habilidad. Se hicieron muy amigos, luego Moreno en agradecimiento por todo lo que hizo por los límites, recibió del gobierno argentino la donación de terrenos. Resultado de esta amistad y colaboración, Roth fue ferviente promotor de la creación del primer parque nacional de Chile, el Vicente Pérez Rosales.

Perito Moreno entusiasma a Ricardo Roth por la idea de donar esas tierras nuevamente al Estado, porque era la única manera de proteger un área que podría quedar para futuras generaciones y cuando Ricardo Roth se empieza a meter en la parte chilena le empieza a dar vueltas en cómo poder llegar alguna vez hacer lo mismo en el lado chileno se entusiasma y crea la empresa turística en 1913.

Una verdadera aventura ecológica

Así, la historia del Cruce Andino nace como una buena forma de unir estos dos países vecinos atravesando la columna vertebral de América del Sur, para transformarse en lo que es hoy: Una verdadera aventura ecológica que no puedes dejar de conocer.

El afán emprendedor de Roth unido a su amor por la naturaleza dieron origen a una travesía pionera en Latinoamérica, la cual logró posicionarse como un imperdible tanto para los viajeros chilenos como extranjeros, alcanzando más de 500.000 turistas en la última década.

Un atractivo circuito binacional

Esta travesía pionera se transformó rápidamente en un atractivo circuito binacional que ofrece a los pasajeros la posibilidad de maravillarse con la naturaleza de dos parques nacionales de ambiente andino, el Vicente Pérez Rosales en Chile y el Nahuel Huapi en Argentina, permite conocer lugares mágicos como Peulla y Puerto Blest, revelando paisajes cordilleranos con una belleza que quita el aliento, ya que atraviesa el sector más colorido de la Patagonia y lugares especialmente vírgenes.

El Cruce Andino, una marca registrada de la Patagonia, te espera para vivir una experiencia inolvidable llena de magia e historia.